615 09 76 62 (24h) info@megadetectives.com

En el mundo de las operaciones encubiertas, hay una variedad casi infinita de técnicas que pueden ayudar a mejorar el resultado de un caso.

Voy a ir repasando técnicas que me han ido ayudando a lo largo del tiempo.

No destacar

Para mantenerte de incognito lo que la gente tiene que ver de ti debe ser aburrido, normal o mediocre.

Si no hay nada interesante sobre ti, es más probable que nadie preste atención, y mucho menos lo recuerde más adelante.

Un error común que he visto es primar la parte inofensiva a la aburrida, olvidando que si la tapadera es interesante, divertida o atractiva casi siempre es mala, ya que no es aburrida.

En cuanto a la historia para hablar con el sospechoso también ha de mantenerse simple y aburrida. Sin ofrecer muchos detalles, lo que necesitamos es que el sospechoso o a la persona con la que hablamos nos olvide según desaparezcamos.

Los arquetipos ayudan

Un hombre, entre los 20 y los 60 años, con una “mirada seria” es el arquetipo de trabajador.

Algunos de los detectives encubiertos más difíciles de detectar son personas que, para el observador casual, se parecen a cualquier cosa menos a un ex-policía o a un detective.

Estudio de situación

Habitualmente los detectives han tenido antedecentes en fuerzas de la ley, ejercito, etc. Esto mismo hace que la manera de vestir “casual” o de hablar o contar algún antecedente pueda ofrecer información de lo que realmente somos.

El estudio de las tendencias actuales, así como dar un paseo y ver cómo viste el ciudadano medio o común en la zona donde se va a desarrollar la investigación puede dar pistas sobre lo que es no llamar la atención.

Usar el teléfono

Todos tenemos un smartphone en el bolsillo. También puede justificar nuestra presencia en cualquier lugar.

Sólo fíjate qué está haciendo la mayoría de la gente en la calle. La mayoría tiene sus móviles en las manos. Esta es una forma fantástica de cumplir con el estándar de aburrimiento.

Las paradas inesperadas son casi inevitables en estas situaciones, y puede ser útil usar el teléfono como motivo para detenerse (por ejemplo, simulando contestar un mensaje de texto, etc.).

Tecnología

En este sentido, o es prácticamente invisible o se puede notar mucho que llevamos desde un “pinganillo” hasta otros muchos aparatos para escuchar, grabar o comunicarnos con nuestro equipo.

Muchas veces es mejor trabajar solo y hacer trabajos parciales de forma autónoma, pero en ocasiones necesitaremos esta tecnología y por lo tanto saber como camuflarla.

De hecho muchas veces es mejor lo contrario, estamos acostumbrados a que en el día a día la gente lleve cascos y manos libres incorporados por lo tanto ¿por qué no utilizar la tecnología de a pié en lugar de complicarnos?

Errores y experiencia

Por mucho que hayamos leído o preparado, en la vida real no hay ensayos. Se nos puede escapar el sospechoso, que desde el punto donde estemos no podamos captar ninguna información, que nos confundamos, …

No es que sea lo habitual, pero como todo proceso, la experiencia es un grado y por lo tanto todo esto son aprendizajes para que la próxima vez tengamos en cuenta más factores y sepamos anticiparnos. En la mayoría de las operaciones o casos en sector privado normalmente ninguno de estos errores hará que nadie resulte herido.

Esto junto con que la mayoría de las personas desconocen estas acciones de vigilancia hacen que descubrir un operativo no sea lo habitual y sin embargo no poder recabar las pruebas suficientes sean los errores de novato más habituales.

Por lo tanto vamos a tratar siempre de evitar los errores, pero no te asuste cuando sucedan inevitablemente ya que seguro podrás solventarlo rápidamente y sin que se note demasiado.